Inicio » Blog » Arte » CARLOS GIUSTI, TRABAJADOR DEL ARTE, VECINO Y “MAESTRO”

CARLOS GIUSTI, TRABAJADOR DEL ARTE, VECINO Y “MAESTRO”

“Cuando te dicen maestro con tanto cariño es la palabra más linda que hay para un artista, para un docente” – Es lo que Carlos Giusti comparte y rescata de su trayectoria, ser reconocido en ese lugar por pares, alumnos y sus vecinos. La misma reverencia y afecto con la que el trató a su maestro y amigo, el reconocido artista plástico Roberto Páez.

(Te invitamos a escuchar la entrevista completa a Carlos Giusti realizada el 29 de enero del 2022 – el link está al pie de esta nota)

EL ARTISTA

En el patio de su casa de Sierra de la Ventana nos recibió nuestro artista plástico, muralista, docente y “maestro” Carlos Giusti con quien compartimos una extensa y amena charla en la que por edad, vivencias, intereses y querencias, a lo largo de la entrevista resonaron notas comunes e historias del arduo camino que en nuestras tierras padecen los artistas populares.

Carlos nació en Bahía Blanca y desde muy pequeño, a los siete años fue favorecido por el estímulo familiar, abrazó el dibujo como forma de expresión recibiendo en muy poco tiempo el reconocimiento de la comunidad a su arte.

Luego los caminos en su vida fueron por distintos rumbos y diversas actividades laborales, en publicidad, en oficios de calle con horarios flexibles para poder seguir desarrollando su trabajo artístico, la pasión por la política y la militancia peronista, actividades con un común denominador en el acercamiento a la gente y sus realidades, con una actitud solidaria que se manifiesta en su forma de contribuir con sus saberes al crecimiento personal de sus apasionados alumnos, sus pares y colegas que fielmente lo han seguido por los distintos talleres que coordinó en diversos lugares de nuestra provincia de Buenos Aires.

En Capital Federal, desde 1983, sus trabajos fueron muy bien recibidos y tuvo el reconocimiento en distintas exposiciones organizadas por la SAAP (Sociedad Argentina de Artistas Plásticos).

Carlos se define como autodidacta y reconoce en Roberto Páez, uno de los referentes del grabado y la ilustración en nuestro país, a “su maestro” en el más amplio sentido tanto en lo artístico como en la forma de ejercer la docencia, creando un vínculo que con el andar de horas de taller, largas charlas y sobremesas, se fue consolidando en amistad.

Rescata el camino del hacer, con audacia y equivocándose, como el complemento necesario de la formación académica, nutriendo al artista de otros elementos para construir el oficio.

En sus pinturas y dibujos se adueñó de una estética realista en la que en un mismo trazo conviven la reflexión y la emoción. Retratando vivencias y testimonios de su pueblo y de su historia.  En el 2007 dio charlas, “Testimonios. Historias pintadas”, en la Casa de la Cultura de Bahía Blanca para la Cátedra de Derechos Humanos y el Departamento de Humanidades de la Universidad Nacional del Sur, con proyección de imágenes de sus obras.

Allí expresaba que:

“Estos trabajos han sido realizados cumpliendo mi necesidad de dejar un testimonio del sangriento golpe militar del 24 de marzo de 1976 y sus secuelas que aún perduran. Quiera esta muestra homenajear a tantos seres anónimos que lucharon y luchan por sus ideales”

Como docente se desempeñó en distintas instituciones como por ejemplo la Universidad Nacional de la Matanza; Sindicato de Trabajadores Municipales de la Matanza; durante años alternó estas actividades con sus Talleres en la Comarca Serrana, Hogar Agrícola de Sierra de la Ventana, Sociedad de Fomento de Villa Ventana, Hogar Agrícola de Saldungaray y otros talleres en distintas localidades como Viedma y Carmen de Patagones, a los que acudían alumnos de su Escuela de Bellas Artes. Además de dar clases individuales y grupales en su taller particular.

LA COMUNIDAD – EL CONTEXTO – HOGAR AGRÍCOLA SANTA INES DE SALDUNGARAY

Diversas son las dificultades para sostener los espacios dedicados al arte y pocas son las veces en las que un artista popular puede procurarse su sostén económico únicamente comercializando sus trabajos; en su mayoría abrazan la docencia para, en el mejor de los casos y con el tiempo, acceder a una jubilación que siempre resulta escasa para sostener la economía familiar.

Esto se inscribe además en un contexto de histórica desvalorización de las artes como elemento central en la educación y formación de niños y jóvenes, sucede así tanto en la educación pública como en la privada. Son escasos los talleres municipales y los que funcionan se mantienen con magras asistencias técnicas para los profesores que además, en el distrito de Tornquist, se tienen que inscribir como proveedores municipales, facturar y prácticamente licitar los espacios ofertando sus propuestas presentando listas de alumnos pre inscriptos.

Son muy pocas las honrosas excepciones y en nuestro distrito se destaca el espacio del Hogar Agrícola Santa Inés de Saldungaray que durante 13 años albergó los Talleres que concibieron el grupo “Compartiendo Los Pinceles”, fue allí donde se estableció el primer mural coordinado por Carlos Giusti.

En el verano del 2003 este artista, conocedor de los intrincados senderos para desarrollar espacios donde florezca el arte, conectó con el interés de la comunidad de Saldungaray y allí la propuesta artística tuvo continuidad. Grandes artistas de la zona formaron parte del grupo y también se sumaban otros de La Plata, de Río Colorado, Algarrobo, también de Viedma y Carmen de Patagones

LOS TALLERES – LA OBRA – LOS MURALES

  • JC: Carlos, como nace la intervención en el espacio público con murales?
  • CG: De casualidad, como todo!!

En Viedma por el 2008 dábamos los talleres en un galpón recuperado que fue del ferrocarril (La Salamandra) y en su patio había un tambor que fue depósito de combustible con una redondez de 15mts por 5 mts de alto que pedía ser pintado, ese fue el primer mural.

El debate se da en forma fluida, participativa e inclusiva durante la definición de la temática, con las ideas se forman los bocetos, se construye un collage, todo el proceso grupal es a la vez difícil y un desafío muy lindo.

Ahora en los centros culturales que se sostienen, además de las actividades clásicas artísticas, irrumpieron con fuerza los murales y las murgas!! En el mural intervienen todos, cada uno con sus distintas habilidades y todos con una misma pasión.

El proyecto de revalorización de la obra de Salamone a través de murales se inició en el 2013, había un camino recorrido en conjunto de diez años de trabajo, en el proyecto se buscaba representar la mirada de la sociedad que habitaba el lugar al momento de construirse esos monumentos que aún hoy nos llaman la atención por su majestuosidad.

  • el primer mural – se ubicó en el Hogar Agrícola Santa Inés y allí surgió el tema de la inmigración, el hombre con su arado, el lechero y la imagen del rostro de Cristo de Salamone elegido por su notable  plasticidad, luego
  •  el segundo – en María Auxiliadora reflejó al hombre de campo, el boyero, un joven de bombacha y alpargatas admirando la obra monumental que irrumpía en su espacio, luego
  • el tercero – se ubicó sobre el muro que da al acceso de la Iglesia, allí los niños tuvieron su representación como atentos observadores de las nuevas  obras y finalmente,
  • el cuarto – fue el mural dentro del edificio de la Delegación, construida por el mismo Salamone lo que tenía un notable valor simbólico. En la sala donde funcionó por años una biblioteca, se representó la figura de José Hernández integrada con la imagen del rostro del Cristo como en los anteriores murales.

“Compartiendo Los Pinceles”, constituye el grupo gestor que se fue formando en el muralismo y motorizó esta producción colectiva, nació en el Hogar Agrícola Santa Inés de Saldungaray y en la pared del zoom de 11 mts por 2,20mts luce muy bien cuidado el primer mural. Los otros dos, sobretodo el que da al ingreso de la Iglesia, requieren ser restaurados y lamentablemente el que se lucía en la delegación hoy ya no está, fue tapado.

A inicios de este verano el artista visitó los murales y evaluó también que era necesario restaurar el mural dentro de la Delegación, esto aún era posible. Se envió una carta al municipio, en anticipo a lo sucedido, pidiendo se tenga en cuenta el mural como parte de la restauración que internamente planteaba necesaria el Municipio para un nuevo uso del espacio. La recuperación del mural requería solamente dos días de trabajo.

Con el argumento de “las grietas” se justificó su destrucción cuando a criterio del artista que coordinó la tarea artística era totalmente recuperable. Un mural de 2,80m x 2,80m que se realizó en 20 jornadas de trabajo.

Ironía de gestiones públicas que sostienen el argumento de “la grieta”.

Las obras en conjunto de los cuatro murales permitían a docentes del secundario generar espacios de aprendizaje al recorrerlas con sus alumnos, también para los turistas que buscaban trazos de la historia de Salamone en nuestra región, los murales ofrecían la oportunidad de un recorrido, contextualización y revalorización histórica.

Las obras de Carlos Giusti hoy comparten exposición con otros artistas plásticos locales en el Centro Cultural de Sierra de la Ventana, la muestra AMALGAMA integra artistas bajo la coordinación de los curadores María del Mar Perrella y Juan Bruto.

EL MUNICIPIO DE TORNQUIST – LA DELEGACIÓN DE SALDUNGARAY – EL MURAL

Las políticas que promueven la valorización y el respeto del patrimonio cultural en cada localidad a veces llegan tarde para proteger su valor intangible. Muchas veces las decisiones del funcionario de turno modifican prioridades esgrimiendo sus argumentos para justificar tal o cual decisión.

  • ¿Quién decide qué es más importante entonces?
  • ¿Cómo se motoriza la acción municipal de tapar un mural en la Delegación que fue gestado en una acción comunitaria iniciada en acuerdo con las autoridades municipales de la gestión anterior y concluidas en la actual?
  • ¿Existe una pulseada por el espacio público en la que gana el que ejerce el poder de turno? y ¿eso cambia las prioridades y las políticas culturales de un distrito?
  • ¿Hay políticas culturales en el distrito de Tornquist?
  • ¿Cómo se legisla en el HCD para defender el patrimonio cultural del distrito de las decisiones que pueda tomar este u otro poder ejecutivo?

Los interrogantes que se abren son muchos, más allá de las explicaciones personales de cada actor involucrado en un caso responsable por acción u omisión, o en otro afectado por la ignominia de esta tapada de un mural que integraba la imagen de José Hernández con alegorías de la obra de Salamone, lo actuado provocó el reclamo de instituciones y vecinos de la comunidad que han manifestado su malestar por esta acción ejecutada sin consenso ni diálogo previo.

Saludar, agradecer, pedir permiso o disculparse son gestos claves para mantener el buen trato entre vecinos y en general con la comunidad. No tiene que ver con cargos, responsabilidades y decisiones unilaterales únicamente, se trata de esmerarnos en el “tratarnos bien”, “ser respetuosos” y en “comunicar adecuadamente”.

Contactar a los vecinos y al artista que coordinó la tarea era sencillo y se debía realizar antes de la intervención sobre la obra artística.

La actual directora de Cultura del Municipio, Lucía Urriaga, asumió recientemente sus responsabilidades y cuando tomó nota del tema, con el hecho ya consumado, contactó al artista Carlos Giusti coordinador referente de la actividad para manifestarle su pesar por este desenlace.

Le expresó su voluntad de gestionar la restauración de los otros tres murales y buscar un nuevo emplazamiento para el que fuera tapado en la Delegación. Su idea es recuperar esa pieza artística en otro emplazamiento utilizando la misma metodología de trabajo, con coordinación de Carlos Giusti y participación de la comunidad.

Desde la redacción de La Bordona nos manifestamos en total solidaridad con la comunidad de Saldungaray, en cuanto a la necesidad de preservar aquellos espacios y valores culturales que fortalecen su identidad, con los artistas muralistas, con la promoción y defensa de la expresión colectiva a través del arte.

Hemos perdido un mural muy valioso, esperemos que sobre este hecho podamos como comunidad generar acciones que ayuden a conservar y preservar el patrimonio cultural del distrito, restaurar los murales que están emplazados y promover la participación, sobretodo de los jóvenes, en futuras nuevas construcciones colectivas.

Agradecemos al “maestro” Carlos Giusti su templanza y disposición para apuntalar estos espacios en los que la creatividad tiene, de su trabajo y saberes, el estímulo y la guía que necesita.

Entrevista completa a Carlos Giusti realizada el 29 de enero del 2022

Carlos Giusti

Nacimiento el 18 de diciembre de 1953  

Muralista, dibujante, profesor de artes plásticas.

De los 65 premios obtenidos por sus obras algunos de ellos son: Gran Premio de honor: – Dibujo- 1 Salón Internacional “Raúl Soldi”, Capital Federal – Gran Premio de honor: – Dibujo – Salón Asociación Argentina de Actores, Capital Federal.- 1° Premio: –Dibujo – I Salón “Tango al Mundo” M.E.E.B.A. Asociación de Estudiantes y Egresados de Bellas Artes, Capital Federal. – 1°- Premio: –Dibujo –VII Salón Nacional Gran Premio de Honor SCHERING Argentina Capital Federal. – 1° Premio: – Dibujo –Salón Primavera Universidad Popular de la Boca, Capital Federal. – 1° Premio: -Dibujo- VII Salón Nacional, Alianza Francesa Centro Alfredo Fortabat, Capital Federal.

Nota redactada por Jorge Canolik para www.labordona.com.ar